2 sept. 2019

Festival de Lima 2019: Críticas de 7 películas de muestras paralelas

Después de comentar las películas latinoamericanas de la competencia de ficción y los documentales que vi en el 23 Festival de Cine de Lima, comparto ahora mis críticas de 7 películas provenientes de las muestras paralelas.

Sección “Aclamadas 2019”


El reino (España) es una magistral radiografía de la corrupción enraizada en un partido político de España, una realidad que aplica también a la clase política del resto del mundo. El director Rodrigo Soroguyen presenta a la corrupción como un mal endémico, inevitable e imparable, pero necesario de denunciar, cueste lo que cueste.

En este notable thriller, Sorogoyen evita el maniqueísmo al mostrar la variedad de motivaciones que esconde cada personaje y logrando que cada pieza del guion encaje en una estructura compleja. La cámara se pega al protagonista y nos regala impresionantes planos secuencia, de un ritmo vertiginoso. Antonio de la Torre entrega una actuación brillante y comprometida. La tensión crece hasta conducir a un memorable desenlace en el que se demuestra la tesis de que el poder siempre protege al poder. Calificación: 9/10.


Gracias a Dios (Grâce à Dieu, Francia) conforma junto a la estadounidense Spotlight (2015) y la chilena El bosque de Karadima (2015) un tríptico incendiario sobre la denuncia de casos de pedofilia en la Iglesia Católica. Al igual que esos films, Gracias a Dios le otorga voces y rostros a las víctimas, mientras examina el procedimiento sistemático de la Iglesia de minimizar las acusaciones y proteger a los sacerdotes acusados.

Siempre propenso a abordar temas controversiales, el director François Ozon opta por una narración directa y fluida, concentrándose en los hechos concretos y en sus consecuencias. Acierta al estructurar el relato en tres partes, enfocándose en tres víctimas que representan los distintos efectos que los abusos siguen causando en su vida adulta. Los protagonistas Melvil Poupaud, Denis Ménochet y Swann Arlaud ofrecen actuaciones sobrias y conmovedoras, en las que confluyen la dignidad y la vulnerabilidad. Calificación: 7/10.


Juana de Arco (Jeanne, Francia) es la segunda película consecutiva que le consagra el cineasta Bruno Dumont a la Doncella de Orleans. Tal como lo hizo en el transgresor musical Jeannette, Dumont crea una película demandante, que no sigue una narrativa convencional y que se orienta más hacia los debates filosóficos que a los detalles más mundanos de la existencia de su heroína.

Lo mejor de la película está en la forma en que Dumont toma una historia tantas veces llevada al cine y la vuelve nueva otra vez, gracias a su creativo uso de los recursos cinematográficos. Por ejemplo, destaca su forma de filmar las escenas de batallas como si se tratase de una hermosa coreografía de jinetes y caballos generando armonía a pesar de la confrontación. Y, sobre todo, resalta su manera de encuadrar a la niña protagonista Lise Leplat Prudhomme, quien mira en silencio a la cámara, buscando acaso la respuesta de Dios ante sus dudas existencias, encontrando tal vez la mirada comprensiva del espectador. Calificación: 7/10.


El joven Ahmed (Le Jeune Ahmed, Bélgica) reflexiona sobre los riesgos del fanatismo religioso desde la perspectiva de un adolescente musulmán que decide emprender una cruzada contra quienes él considera herejes o impuros.

Como en tantos títulos de su filmografía, los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne muestran un protagonista confrontado a un dilema moral en el que parece no haber escapatoria y en el que no hay respuestas sencillas. A pesar de que los Dardenne manejan con tacto la complejidad del adoctrinamiento y las interacciones entre los personajes, hacia el final los directores abandonan su habitual sutileza por un mensaje aleccionador, que no termina de cuajar. Calificación: 6/10.

Sección “Irresistibles”


Divino amor (Brasil) está ambientada en un futuro distópico, en el cual el Estado brasileño pretende controlar los cuerpos de las personas, al tiempo que una profunda fe religiosa se apropia de la gente e inunda todos los aspectos de su vida: sus relaciones sentimentales y sexuales, su trabajo, su propósito en la vida.

A partir de un ingenioso guion y una fantástica puesta en escena llena de detalles impresionantes, el director Gabriel Mascaro cuestiona el rumbo actual de Brasil, donde el conservadurismo radical va ganando terreno e intenta inmiscuirse en la esfera privada de los individuos. Mascaro explora con inteligencia e imaginación los puntos en los que la religión y la sexualidad convergen y se oponen, así como las contradicciones entre los intereses propios y los que la Iglesia pretender imponer sobre uno. Calificación: 8/10.

Sección “Homenaje a Claire Denis”


High Life es una fascinante película de ciencia ficción en la que un grupo de criminales a bordo de una nave espacial representan distintas facetas del ser humano: el instinto de supervivencia, la necesidad de redención, la búsqueda de una conexión emocional, el deseo sexual.

La cineasta Claire Denis (quien fue invitada a recibir un homenaje en esta edición del festival, pero canceló a último minuto su participación) encierra a sus personajes en ambientes que condensan todas sus pulsiones, mientras recorre los cuerpos y las mentes de sus personajes. Juliette Binoche y Robert Pattinson tienen una presencia inquietante, cargada de ambigüedad y provocación. Calificación: 8/10.

Sección “Galas”


Chicuarotes (México) nos introduce en un entorno de pobreza y desesperación, en el que los personajes toman una serie de decisiones extremas para escapar de ese entorno de frustración. El humor que aligera la tensión en los dos primeros tercios, luego cede el paso a la violencia y el caos. 

Aunque el director Gael García Bernal genera una efectiva química entre sus actores, el guion de Augusto Mendoza tropieza constantemente al querer abarcar demasiados temas sin profundizarlos demasiado, así como por la abundancia de clichés y situaciones resueltas de manera brusca en el tercer acto. Calificación: 4/10.