7 feb. 2007

Por mi gran culpa

Una imagen puede estremecernos e impactarnos de mil formas, logrando una conexión con una parte importante de nuestras vidas. También puede confundirnos, llevarnos del miedo al pánico total. En Escondido (Caché) asistimos a un desfile de imágenes que tanto los protagonistas como los espectadores vamos descubriendo primero con curiosidad y luego, cada vez con más desconcierto.

Georges Laurent (Daniel Auteuil) trabaja como presentador en un programa televisivo sobre literatura. La tranquilidad familiar se quiebra cuando empiezan a enviarle videos en los que se ve la fachada de su casa y los momentos en los qué el y su familia entran o salen. Luego, los videos van cambiando a otros escenarios y llegan acompañados de macabros dibujos en los que se ve una criatura y manchas de sangre.

Georges y su esposa Anne (Juliette Binoche) intentan seguir con su vida normal, pero el temor de ser acosados, observados y amenazados por alguna mente retorcida los vuelve paranoicos cada vez que suena el timbre o el teléfono. Georges empieza a recordar episodios de su vida que creía ya olvidados, pero quien sea que lo esté torturando con esas imágenes no quiere que él olvide eso.

El director Michael Haneke (La Profesora de Piano) no pretende que el espectador juegue al detective, quienes esperan un thriller convencional donde todo es explicado en las últimas escenas a través de giros que nos revelan al criminal inesperado, se llevarán una gran decepción. Más importante aún, Escondido nos presenta a un personaje paralizado por el temor de esta amenaza que ha irrumpido en su vida y cómo él se niega a aceptar que puede ser culpable de algo que pasó hace tanto tiempo. ¿Cree realmente que no es culpable o cree que escondiendo su culpa podrá vivir más tranquilo?

Los terribles recuerdos de Georges, que llegan a manera de flashbacks, son escenas brillantes, que van del terror más escalofriante al drama más desgarrador. De igual modo, el encuadre final desconcierta por su ambigüedad pero al mismo tiempo invita a adivinar muchas causas y consecuencias de las pesadillas que ya terminaron o de las que podrían regresar. Quizás Haneke pretende decirnos que podemos esconder la culpa, pero al menor descuido, podría destaparse y recordarnos que sigue allí, esperándonos.

Título original: Caché
País y Año: Francia, Austria 2005
Director: Michael Haneke
Actores: Daniel Auteuil, Juliette Binoche, Maurice Bénichou
Calificación: **** 1/2

No hay comentarios: