5 oct. 2008

El pastel menos popular

En Busca del Amor (My Blueberry Nights) es mi primera aproximación al universo de Wong Kar Wai, uno de los directores chinos más conocidos en Occidente, gracias a títulos como In the mood for love o 2046. Esta cinta representa también su primera película en inglés y el debut cinematográfico de la cantante Norah Jones, quien interpreta a Elizabeth, una mujer con el corazón roto y la maleta lista para ir a la carretera en busca de sí misma.

Primero la conocemos en un café de New York, en el cual descubre que su novio la ha estado engañando y ahoga sus penas con el dueño del café, Jeremy (Jude Law). Comen juntos, comparten secretos y empiezan a construir una relación especial hasta que ella se va de viaje sin despedirse. Su primera parada es en Memphis, donde trabaja en un restaurante de día y en un bar de noche, los cuales son frecuentados por un policía alcohólico (David Strathairn) que se niega a aceptar que la relación con su esposa (Rachel Weisz) fracasó. En el tercer segmento de la cinta, llega a Nevada, donde trabaja en un casino donde conoce a la bella ludópata Leslie (Natalie Portman), quien intentará apostar todos los ahorros de Elizabeth.

Norah Jones no decepciona en su primera experiencia como actriz, pero su personaje no siempre se comporta como protagonista, sino como un testigo de otras experiencias, un apoyo de otras almas más perdidas que ella. En particular, la conflictiva pareja conformada por David Strathairn (recordado por su brillante actuación en Good night and good luck) y Rachel Weisz (ganadora del Oscar por El Jardinero Fiel) compone el segmento más intenso de la cinta. Ambos actores están inmejorables demostrado la gran vulnerabilidad de sus personajes melancólicos y ahogados por una marea de fatalidad.

Pero el verdadero protagonista de En busca del amor es, en todo caso, la cámara. La fotografía consigue crear encuadres de una belleza admirable, en los que las luces de neón resaltan la sensualidad y la seducción, la crema que fluye por los pasteles son evocaciones de placer, los tacones que caminan por la calle dibujan un recorrido errático y nostálgico.

Wong Kar Wai nos presenta además interesantes metáforas sobre las relaciones de pareja, la búsqueda de un ideal y la confianza en los demás. Jeremy seduce a Elizabeth con un pastel de mora azul, que casi siempre se queda entero al final de la noche mientras que el de manzana se acaba por ser más popular. Si lo presentan de forma tan irresistible, ¿cómo negarse a darle una oportunidad al pastel menos popular pero más sofisticado? En cierta forma, esta película es como ese pastel, así que recomiendo probarla y disfrutar cada bocado.

Título original: My blueberry nights
Director: Wong Kar Wai
País y Año: China, 2007
Actores: Norah Jones, Jude Law, David Strathairn, Rachel Weisz, Natalie Portman
Calificación: *** 1/2

No hay comentarios: