16 ago. 2009

Dejarse llevar

Poppy es feliz. Así podría resumirse el argumento de La felicidad trae suerte (Happy-Go-Lucky), la última comedia del director británico Mike Leigh que ha venido a llenar de vitalidad y color nuestra cartelera gris.

Poppy (Sally Hawkins) derrocha optimismo y contagia buena onda. Pero no todos a su alrededor comparten su despreocupación y ganas de abrazar la vida con entusiasmo. Ella es un bicho raro que no se ha podido contaminar por la sociedad individualista, egoísta e indiferente a las necesidades del prójimo. Felizmente, tampoco tiene vocación de mártir, porque no sufre si alguien es hostil con ella. Por el contrario, trata de ganarse su simpatía y de invitarlo a que se relaje un poco.

Las mejores escenas de la película muestran los contrastes entre Poppy y Scott (Eddie Marsan), su profesor de manejo. Amargado, misógino y racista, Scott reniega de todo y pierde el control al chocarse con alguien que no comparte su visión cuadriculada del mundo. El choque entre el optimismo y el pesimismo es filmado con mucha ironía.

La frescura de Poppy también queda al descubierto cuando va al doctor por una molestia en la espalda y termina riéndose del dolor, cuando salta en el trampolín con una gran sonrisa, cuando deja que aflore su expresividad en las clases de flamenco o cuando deja caer su cuerpo al lado del chico que le atrae. En todas estas situaciones, Poppy se deja llevar sin miedo.

Sally Hawkins se ha consagrado con una actuación rica en detalles y autenticidad. Ganó una docena de premios por este papel, incluyendo el Oso de Oro en Berlín, el Globo de Oro a mejor actriz de comedia y el reconocimiento a mejor actriz del año de los críticos de Los Angeles y Nueva York. Fue una total injusticia que no la nominaran al Oscar, pero es comprensible que prefirieran a actrices mucho más conocidas y de películas con un tono más solemne.

Al margen de los premios, Hawkins le ha dado forma a un personaje inmensamente carismático y entrañable, comparable a Amélie por su búsqueda desinteresada de alegrarle la vida a los demás y por su felicidad contagiosa.

Título original: Happy-Go-Lucky
País y Año: Reino Unido 2008
Director: Mike Leigh
Actores: Sally Hawkins, Alexis Zegerman, Eddie Marsan, Karina Fernández, Samuel Roukin, entre otros.
Calificación: ****

No hay comentarios: