8 feb. 2012

La doble herencia de George

George Clooney es ampliamente conocido por su faceta de actor, pero también es un eficiente director. Dos películas recientemente estrenadas exponen su potencial delante y detrás de cámaras.

Terreno fértil

En Los descendientes (The Descendants), Clooney es Matt King, un rico heredero de Hawái cuya esposa ha sufrido un accidente y está en coma. Su vida está sumergida en el caos: tiene una relación distante con sus hijas y descubre que su esposa le era infiel.

A la par de esos conflictos, Matt tiene que ponerse de acuerdo con sus primos para cerrar la venta de un terreno del cual son herederos. Esa gran extensión de tierra representa la delicada situación de su esposa: Matt tiene que decirle adiós a lo que más ha amado, pero le cuesta despegarse de sus recuerdos felices.

Clooney abandona su zona de confort al dejar de lado sus roles habituales de hombre ganador y seguro de sí mismo, para evidenciar una vulnerabilidad y una sutileza que se sienten auténticas. Sus anteriores actuaciones nominadas al Oscar eran más impostadas y calculadas, pero ésta es sobresaliente por su sinceridad y capacidad de conmoción.

El director y guionista Alexander Payne es recordado por sus filmes independientes About Schmidt y Entre Copas (Sideways). Al igual que en esas respetables cintas, en Los descendientes despliega un cínico sentido del humor, que se cuela entre las situaciones más dramáticas y acerca a los personajes, en este caso Matt y sus hijas, hacia un punto de equilibrio. Tras vivir un infierno en el paraíso de Hawái, la familia recibe una valiosa herencia de aprendizaje y reconciliación.

Título original: The Descendants
País y año: Estados Unidos 2011
Director: Alexander Payne
Actores: George Clooney, Shailene Woodley, Amara Miller, Nick Krause, Beau Bridges, Matthew Lillard, Judy Greer, entre otros.
Calificación: ****

Suciedad expansiva

En Poder y Traición (The Ides of March), Ryan Gosling es Stephen Meyers, un joven idealista que trabaja para el candidato presidencial Mike Morris (Clooney). En el fuego cruzado de la campaña, Stephen se ve obligado a poner a prueba su lealtad y establecer prioridades para sobrevivir en la agresiva jungla de la política.

El sólido elenco cuenta con magníficas actuaciones de Philip Seymour Hoffman, Paul Giamatti, Evan Rachel Wood y Marisa Tomei. Sin embargo, el más destacado es el protagonista Ryan Gosling, cuyo personaje aprende a la fuerza a ensuciarse para poder participar en el juego de la política. Su formidable actuación le valió una nominación al Globo de Oro como mejor actor de drama.

En su faceta de director, George Clooney es un agudo observador que reta al espectador a cuestionarse qué límites se pueden traspasar para defender los ideales. Así como los personajes de Poder y traición sucumben ante las intrigas y deslealtades, en su película anterior Buenas noches y buena suerte, el periodista televisivo Edward R. Murrow se enfrentaba al senador McCarthy en una encarnizada lucha de poderes.

Poder y traición parte de una premisa relativamente obvia: la política corrompe y contamina. Sin embargo, al exponer la descomposición generalizada de una campaña presidencial, nos muestra con precisión cómo detrás del seductor discurso oficial, se esconden tras bambalinas acuerdos inmorales y sacrificios trágicos.

Título original: The Ides of March
País y año: Estados Unidos 2011
Director: George Clooney
Actores: Ryan Gosling, George Clooney, Philip Seymour Hoffman, Paul Giamatti, Evan Rachel Wood, Marisa Tomei, Jeffrey Wright, entre otros.
Calificación: ***1/2

No hay comentarios: