13 oct. 2015

El desierto rojo

El cine de ciencia ficción no sería el mismo sin el extraordinario aporte del director Ridley Scott, a quien le debemos títulos imprescindibles como Alien – El octavo pasajero y Blade Runner. En otros géneros, también nos ha regalado otras cintas muy estimables como Thelma & Louise, Gladiador, American Gangster, entre otras. Demostrando que sigue más vigente que nunca, vuelve a lanzarse a la conquista del espacio en Misión Rescate (The Martian), su cinta más lograda y entretenida en mucho tiempo.

Durante una misión a Marte, se desata una feroz tormenta y el astronauta Mark Watney (Matt Damon) resulta herido. El resto de la tripulación se va, creyendo que Watney ha muerto, pero él ha sobrevivido y debe encontrar la forma de comunicarse con la Tierra, a la vez que debe racionar la comida y buscar estrategias para alargar su vida en ese planeta, pues un posible rescate o escape de ese lugar puede demorar varios años.

En los dos últimos años, Gravedad e Interestelar también nos mostraron historias de astronautas que deben luchar por su vida. Sin embargo, lo que diferencia a Misión Rescate es su inesperado sentido del humor e irreverencia, totalmente bienvenidos en un género como la ciencia ficción, en el que todo suele ser siempre tan solemne.

El mérito del director Ridley Scott y el guionista Drew Goddard es lograr un efectivo acto de equilibrista, al balancear los toques de humor con escenas de gran dramatismo y suspenso. Allí están, por ejemplo, la excelente secuencia inicial de la tormenta y el espectacular desenlace de la aventura en el espacio, tan bien coreografiado que se convierte en una bella y emocionante danza, con dos cuerpos que se buscan y se aferran el uno al otro.

Matt Damon compone uno de los personajes más carismáticos de su carrera: irónico, ingenioso, analítico y curioso. Ya sea cuando registra frente a la cámara sus crónicas de supervivencia o cuando intenta sembrar papas en un desierto o cuando no puede evitar moverse al ritmo de la música disco, Damon carga la película sobre sus hombros y se gana a la audiencia.

Del equipo de astronautas, destaca también Jessica Chastain, como la comandante afligida por la responsabilidad de haber abandonado a Watney en Marte. Por otro lado, aunque es refrescante ver a Kristen Wiig en un papel diferente como la vocera de la NASA, su personaje no tiene muchas oportunidades de lucimiento.

En cuanto a los aspectos técnicos, destaca la fotografía que privilegia los colores cálidos, especialmente en esos impresionantes planos generales del desierto rojo en el que se desplaza Watney. La edición también es lograda, al potenciar el suspenso y alternar de manera fluida los acontecimientos de Marte, la nave espacial Hermes y la base de la NASA en la Tierra. Y los efectos visuales también resultan convincentes en la recreación de Marte.

Salvo la escena final de Matt Damon, que se siente como un epílogo innecesario, Misión Rescate es un auspicioso retorno de Ridley Scott al cine de ciencia ficción. También representa una celebración de la capacidad humana de encontrar formas ingeniosas e inesperadas de aferrarse a la vida y conquistar nuevos territorios con el poder de la imaginación.

Título original: The Martian
País y año: Estados Unidos 2015
Director: Ridley Scott
Actores: Matt Damon, Jessica Chastain, Kristen Wiig, Jeff Daniels, Chiwetel Ejiofor, Michael Peña, Kate Mara, Sebastian Stan, entre otros.
Calificación: *** 1/2.

No hay comentarios: