3 feb. 2016

Un mundo para Jack

La habitación (Room) es un drama íntimo y conmovedor que se sostiene sobre dos pilares muy fuertes: las sólidas actuaciones de sus protagonistas Brie Larson y el pequeño Jacob Tremblay.

Jack (Jacob Tremblay) es un niño de 5 años que vive encerrado en un cobertizo con su madre (Brie Larson). Ellos viven secuestrados, pero Jack ignora esa situación, pues su madre le ha hecho creer que ese cuarto es todo el mundo. Sin embargo, a medida que Jack crece y su curiosidad se intensifica, madre e hijo idean un plan para escapar.

La primera mitad de la película narra la cotidianeidad de Jack y su madre confinados en la habitación. El director irlandés Lenny Abrahamson presenta el poderoso mundo que la madre ha creado para hacer que su hijo se sienta amado y protegido, a pesar de vivir en cautiverio. Cada elemento que los circunda cumple una función específica y son personajes silentes en esa representación del mundo real que ellos llevan a cabo día a día en ese espacio tan reducido.

La segunda mitad cambia la dinámica de la relación entre madre e hijo, pues intervienen nuevos personajes y escenarios. Si bien los dos protagonistas se enfrentan a otros retos que ponen a prueba su resistencia, la calidez se reduce y da paso a una atmósfera enrarecida, en la que casi todo resulta ajeno y extraño. Es el aterrador mundo real.

Las dos partes de la película muestran distintos procesos de adaptación, de cambio y de crecimiento. Tanto la madre como el hijo deben quemar etapas y madurar más rápido de lo que deberían, lo que los obliga a desarrollar un caparazón más fuerte y resistente.

Sin embargo, el aspecto menos convincente es justamente el punto de quiebre que cierra la primera mitad. Aunque se trata de una escena que genera mucho suspenso, la resolución se da de manera fácil y apresurada. 

Brie Larson está impecable en la representación de una mujer que a pesar de las terribles circunstancias debe criar a su hijo en cautiverio y crear para él un mundo entero, solo con el poder de su imaginación. Larson está conmovedora en cada acto desesperado por salvar a su hijo, en cada reacción desencajada cuando el mundo real la abruma y le hacerse sentirse nuevamente prisionera.

Por su parte, Jacob Tremblay es toda una revelación. El joven actor logra un convincente balance entre la inocencia propia de un niño y la fortaleza de un adulto. Logra cargar el peso dramático de la película, haciendo que su personaje sea creíble tanto en los momentos de ternura como en los de mayor tensión.

A diferencia de las otras nominadas al Oscar a mejor película, la fortaleza de La habitación no está ni en su acabado visual ni en la originalidad del guion, sino en su poderoso retrato de la maternidad y del inquebrantable vínculo madre-hijo, capaz de crear universos enteros y de superar las más variadas adversidades.

Título original: Room
País y año: Irlanda y Canadá, 2015
Director: Lenny Abrahamson
Actores: Brie Larson, Jacob Tremblay, Joan Allen, William H. Macy, Sean Bridgers, entre otros.
Calificación: *** 1/2.

No hay comentarios: