6 dic. 2006

Bajo los escombros

Cinco años después de los atentados del 11 de setiembre de 2001, han impactado la cartelera dos películas que han abordado este histórico acontecimiento desde perspectivas diferentes y con resultados distintos. Meses atrás se estrenó Vuelo 93 (United 93) y ahora es el turno de Las torres gemelas (World Trade Center).

En Las torres gemelas, Nicolas Cage y Michael Peña (el recordado cerrajero de Crash) interpretan a dos policías que van a hacer labores de rescate al Centro Mundial de Comercio después de que se estrellaran dos aviones contra los rascacielos más reconocibles del perfil de las postales de Nueva York. Cuando están en uno de los sótanos, los gigantescos edificios colapsan y ellos se quedan atrapados bajo toneladas de escombros.

Oliver Stone siempre se ha caracterizado por su mirada crítica hacia el gobierno de su país y por la polémica que rodea sus proyectos (basta recordar Pelotón, JFK, Nixon, Comandante y Alexander). Contra lo que uno podría pensar viendo sus anteriores trabajos, Stone prefiere dejar su análisis político en un segundo plano y explorar el lado humano y sentimental de esta tragedia.

De este modo, se concentra en la relación que se establece entre los policías atrapados entre trozos de metal y cemento, además de la desesperación de las familias que los esperan en casa. El guión permite una sucesión de escenas dramáticas en la que estos personajes recuerdan a sus seres queridos, sufren por el miedo a perderlos y comparten el desconcierto producido por una pesadilla que nunca imaginaron vivir. Esto funciona la mayor parte del tiempo, logrando escenas realmente conmovedoras y angustiantes; pero en determinados momentos, llega a excesos desconcertantes (la repentina aparición de Jesús, por ejemplo).

Al igual que la tonelada de películas que se hicieron después de la Segunda Guerra Mundial y que privilegiaban algún episodio o conflicto particular, esta película se concentra en valorar la solidaridad que movió a los estadounidenses y el sentimiento de unión que se forjó entre ellos para salir de la crisis provocada por la tragedia, lo cual es válido… ¿pero es suficiente?

Las comparaciones con Vuelo 93 son inevitables. En esa cinta, Paul Greengrass contó la historia del cuarto avión secuestrado, el cual supuestamente se dirigía a Washington pero terminó estrellándose en Pennsylvania. Para comenzar, ahí no hay estrellas de Hollywood en el reparto, el guión revela poco o nada de las historias familiares de los personajes y lo más importante, se complementan diversas miradas sobre el acontecimiento: la de los pasajeros, los terroristas, los controladores aéreos, los militares, etc. Algo que hubiera agregado mayor complejidad a Las torres gemelas. Aún así, Oliver Stone no se queda entre los escombros sino que se levanta y reivindica gracias a su fe en la fe del ser humano.

Título original: World Trade Center
País y Año: Estados Unidos, 2006.
Director: Oliver Stone
Actores: Nicolas Cage, Michael Peña, Maria Bello, Maggie Gyllenhaal.
Calificación: ***

2 comentarios:

Luis Hoflejzer dijo...

Humildemente te digo: Vuelo 93 es una muy mala película.

Juan Carlos dijo...

Respeto tu opinión, pero para mí Vuelo 93 es una de las mejores películas del año por las razones expuestas en micomentario.