9 jun. 2007

En el fin del nudo

A partir de mayo, los multicines del mundo entero se inundan de las más grandes superproducciones que por lo general son adaptaciones de comics, videojuegos, series viejas de TV, best sellers o incluso atracciones de parques temáticos. Y por supuesto están las secuelas, que en estos meses opacan y pulverizan en materia de taquilla a cualquier otra película que tenga el atrevimiento de estrenarse en época de pesos pesados. Ir al cine en el último mes significaba optar entre la tercera parte de El Hombre Araña o la tercera entrega de Piratas del Caribe, que entre las dos, acaparaban más del 50 % de la capacidad de los multicines (si es que no más). Y pronto la fiebre de las terceras partes continúa con Shrek Tercero y Ocean´s Thirteen.

Pues bien, El Hombre Araña 3 fue una verdadera decepción por culpa de sus excesos y propia ridiculización. Piratas del Caribe: En el fin del mundo tampoco es un derroche de ingenio y novedad. En esta oportunidad, el bando de los piratas “buenos”, conformado por el Capitán Barbosa (Geoffrey Rush), Will Turner (Orlando Bloom) y Elizabeth Swann (Keira Knightley) deben rescatar del más allá al Capitán Jack Sparrow y luchar juntos contra la alianza formada por Davy Jones (Bill Nighy) y Lord Cutler Beckett (Tom Hollander).

Pero el enfrentamiento entre bandos rivales de piratas no es para nada sencillo, especialmente porque esta vez los personajes se multiplican hasta el infinito, junto con sus respectivas motivaciones, intrigas y traiciones. Entonces, llega el punto en que uno se pregunta quién está aliado con quién para traicionar a quién y qué beneficio puede tener de esa transacción que parece tan absurda.

Sin embargo, sería mezquino decir que se trata de un desastre de proporciones épicas. Hay escenas muy entretenidas y espectaculares, especialmente la de las piedras blancas que resultan ser cangrejos y la de la explosión de un barco en cámara lenta hacia el final de la película. Estas dos escenas funcionan especialmente gracias a los logrados efectos visuales que son la verdadera estrella del film (con el perdón del Capitán Jack Sparrow y sus problemas de personalidad múltiple).

Las actuaciones están a la altura de lo que se espera de un blockbuster como este: quien se disfuerza más, gana más protagonismo. Johnny Depp repite la fórmula de las entregas anteriores, inyectándole no solo irreverencia sino también un divertido delirio de persecución a su personaje. Veremos qué nuevo matiz tendrá Jack Sparrow en las próximas entregas de esta lucrativa franquicia, a estrenarse en algún día de mayo de los años venideros.

Título Original: Pirates of the Caribbean: At World's End
País y Año: Estados Unidos 2007
Director: Gore Verbinski
Actores: Johnny Depp, Orlando Bloom, Keira Knightley, Geoffrey Rush, Bill Nighy, Chow Yun-Fat
Calificación: ** 1/2

No hay comentarios: