9 ene. 2009

Balance de 2008: El año del petróleo

A pesar de que en el año que acaba de terminar los multicines continuaron saturados por las mismas superproducciones de Hollywood en todas las salas, algunos de esos tanques trajeron entretenimiento de calidad y también hubo algunos descubrimientos interesantes en el cine independiente y el que llega de otros rincones del mundo. Muchas de las películas nominadas al Oscar del año pasado llegaron entre enero y febrero, pero otras todavía siguen sin estrenarse (como The Diving Bell and the Butterfly, The Savages, Into the Wild, I´m not There, por mencionar sólo algunas).

Mi top 10 de mejores estrenos del año está compuesto por algunas películas que fueron estrenadas en su país de origen en 2007 y otras en 2008. Por diversos motivos, estas películas se quedarán grabadas en mi memoria por un buen tiempo:

1. Petróleo Sangriento (There Will Be Blood). Paul Thomas Anderson dirige a Daniel Day-Lewis en un retrato fascinante sobre la codicia. Cuando la ambición y la falta de escrúpulos se chocan con la muralla del fanatismo religioso, las consecuencias sólo pueden ser catastróficas.


2. Expiación (Atonement). La mentira de una niña con afanes de escritora trastoca para siempre la relación de dos amantes en medio de la Segunda Guerra Mundial y nos desarma por completo con un final inesperadamente desolador.


3. Sin lugar para los débiles (No Country for Old Men). Los hermanos Joel e Ethan Coen orquestan una brutal pesadilla dominada por la violencia imparable de Anton Chigurh (un villano de antología) y sus efectos en la vida de dos hombres con valores morales opuestos.


4. Australia. Una cinta épica salpicada de humor, romance, acción, melodrama y conflicto bélico filmado con un estilo visual desbordante en sensualidad y con reminiscencias de la época dorada de Hollywood.


5. Leonera. El cine argentino continúa su buena racha con esta conmovedora historia de una mujer que tiene que lidiar con la maternidad en el entorno más contaminado posible: la cárcel.

6. El Barbero Demoniaco (Sweeney Todd). Tim Burton filma con su peculiar estilo este musical oscuro y trágico sobre un barbero que busca venganza. Con canciones agridulces y estilizados decorados góticos, Burton construye una atmósfera inolvidable.


7. Ceguera (Blindness). El brasileño Fernando Meirelles narra una epidemia de ceguera en la que los enfermos son confinados a campos de concentración donde algunos descienden a los niveles más bajos de la miseria humana y otros encuentran la manera de sobrevivir luchando en conjunto.


8. Batman: El Caballero de la Noche (The Dark Knight). El mayor acontecimiento cinematográfico del año, que estuvo cerca de destronar a Titanic como la película más taquillera de todos los tiempos, es un brillante estudio del mal más irracional y de la desesperanza en un mundo sin reglas.

9. Wall E. Lo más reciente de Disney/Pixar es una cinta de animación, ciencia ficción y amor platónico entre robots, que rinde homenaje tanto al cine de Charles Chaplin como a los musicales clásicos y al mismo tiempo lanza agudas críticas a los vicios de la egocéntrica sociedad de consumo.

10. Promesas peligrosas (Eastern Promises). El canadiense David Cronenberg nos introduce en los laberintos de la mafia rusa, en sus códigos expresados a través de tatuajes y otras marcas imposibles de borrar.

Si bien es cierto que el drama es el género mayoritario en este listado, quisiera mencionar lo más destacado en otros géneros. Las mejores comedias me parecieron Juno, Quémese después de leerse (Burn after reading) y Una guerra de película (Tropic Thunder). El cine de animación destacó, además de Wall E, con la nueva versión de El Extraño Mundo de Jack en 3D (The Nightmare Before Christmas). En los musicales, si bien Sweeney Todd fue oscuro y sangriento, Mamma Mia! fue el otro extremo: una inofensiva y despreocupada celebración de la música pop. Y en el género del terror, la española El Orfanato destacó con una historia aterradora.

Aunque no es lo único que hace memorable una película, hay actores que estremecen, emocionan, asustan, divierten y se ganan un lugar de honor entre los grandes. Las 10 actuaciones más sobresalientes del año que pasó fueron:

1. Daniel Day-Lewis, Petróleo Sangriento
2. Marion Cotillard, La Vie en Rose
3. Javier Bardem, Sin lugar para los débiles
4. Heath Ledger, Batman: El Caballero de la Noche
5. Julie Christie, Lejos de ella (Away from Her)
6. Viggo Mortensen, Promesas Peligrosas
7. Tilda Swinton, Michael Clayton
8. Martina Gusman, Leonera
9. Nicole Kidman, Australia
10. James McAvoy, Expiación

Cerrando el recuento, lo más lamentable que pude ver en cine fue En el punto de mira (Vantage Point), una mediocre recreación de un atentado al presidente de Estados Unidos desde ocho puntos de vista, todos los cuales están plagados de inconsistencias, clichés y absurdas confusiones de islámicos con latinos. A pesar de bodrios como éste, el 2008 fue un año en el que algunos buenos estrenos brotaron como petróleo en medio de una tierra que antes había estado muy árida.

No hay comentarios: