21 ene. 2009

Misterios sin disolver

Will Smith y Angelina Jolie son los reyes de la taquilla mundial y por ende, los actores mejores pagados de Hollywood. Según The Hollywood Reporter, Smith recibe 25 millones de dólares por película y Jolie cobra entre 15 y 20 millones.

Ambos buscan balancear las películas comerciales de grandes presupuestos (el año pasado él hizo Hancock; ella filmó Wanted y prestó su voz para Kung Fu Panda) con dramas que los posicionen como actores “serios”. Justamente ahora tenemos en cartelera dos dramas con fuertes dosis de misterio y tragedia protagonizados por estos dos monstruos de la taquilla.

En busca de la santidad

Will Smith se vuelve a poner bajo las órdenes del director italiano Gabriele Muccino en Siete Almas (Seven Pounds), después de su colaboración en En Busca de la Felicidad, película por la cual lo nominaron al Oscar a mejor actor. Aquí interpreta a Ben Thomas, un hombre agobiado por sus remordimientos que se acerca a perfectos desconocidos con el pretexto inicial de que viene a corroborar si están pagando sus impuestos y va entablando con ellos una extraña relación que le permita identificar si ellos son las personas indicadas para recibir su ayuda.

¿Qué tipo de ayuda quiere darles? ¿Por qué escogió a estas personas? ¿De qué errores del pasado se arrepiente Ben? Todas estas preguntas flotan en el aire por más de hora y media de película, mientras los espectadores vamos tratando de encontrar algún atisbo de lógica o una explicación para los actos incomprensibles de Ben. Hasta que finalmente el rompecabezas de tragedias personales se arma ante nuestros ojos soltando sollozos y lágrimas.

Will Smith por lo general construye personajes carismáticos o que, por lo menos, nos ofrecen algo cotidiano con lo cual identificarnos, pero aquí su personaje es tan hermético y deprimente que nos cuesta conmovernos con la tragedia revelada en el final, aunque las escenas románticas que tiene con Emily (Rosario Dawson) aumentan ligeramente el interés de esta cinta que por lo demás, tiene una estructura narrativa deliberadamente caótica y desordenada.

Tampoco ayuda que Ben Thomas sea representado como una persona tan sacrificada y desprendida que uno se pregunta si no estamos viendo la biografía de un santo. A esto hay que sumarle una lamentable escena final que pretende causar conmoción a costa del llanto incontrolable de Emily, una chica que sufre de una enfermedad al corazón, pero que también es víctima de un guión manipulador.

Título original: Seven pounds
País y año: Estados Unidos 2008
Director: Gabriele Muccino
Actores: Will Smith, Rosario Dawson, Woody Harrelson, Barry Pepper, Michael Ealy, entre otros
Calificación: **


Frutos de la corrupción

Clint Eastwood continúa regalándonos buen cine. El Sustituto (Changeling) es un film basado en la verdadera historia de Christine Collins (Angelina Jolie), una mujer que en la década de 1920 sufrió la desaparición de su único hijo y que se enfrentó a la policía de Los Angeles cuando ellos le devolvieron un niño que no era el suyo.

Lo que comienza como un caso policial luego va incorporando reveladores datos sobre un corrupto sistema de poder con tantos tentáculos que es imposible escapar a él. A mitad de la película, en paralelo con la búsqueda de Christine por conocer la verdad, aparece en escena un escalofriante asesino en serie (Jason Butler Harner) que cambia el tono de la historia hacia el terror y el suspenso.

Eastwood es un excelente director de actores y logra exprimirlos de tal forma que desaparecen por completo en sus personajes. Lo logró con Sean Penn y Tim Robbins en Río Místico, con Hilary Sawnk y Morgan Freeman en Million Dollar Baby y en El Sustituto le devuelve a Angelina Jolie la credibilidad como actriz. Su desesperación, angustia y dolor son palpables, su fuerza es inquebrantable a pesar de lo ultrajes que recibe. Jolie logra una actuación notable en términos generales, a pesar de mínimos excesos cuando grita y patalea.

El resto del reparto también está formidable, en especial John Malkovich, como el Reverendo Gustav Briegleb y Amy Ryan, como la prostituta Carol Dexter, quienes se convierten en aliados de Christine. Sin llegar al nivel de otras obras maestras de Eastwood, El Sustituto de todas maneras es un nuevo triunfo en su filmografía y una confirmación de que a sus 78 años, sigue vigente como ícono de la historia del cine.

Título original: Changeling
País y Año: Estados Unidos, 2008
Director: Clint Eastwood
Actores: Angelina Jolie, John Malkovich, Jeffrey Donovan, Jason Butler Harner, Amy Ryan, entre otros.
Calificación: ****

No hay comentarios: