27 ago. 2010

Lady Papa

La Pontífice cuenta la leyenda de una mujer que llegó a ser Papa en el Siglo IX. Johanna (Johanna Wokalek) sufrió una infancia miserable, por culpa de su abusivo y misógino padre que creía firmemente que las mujeres no debían tener educación. Pero Johanna tenía una enorme sed de conocimiento y aprendizaje que la llevó a estudiar en la escuela de la catedral, siendo la única alumna entre varios hombres.

Su vida, marcada por aventuras y sacrificios, la llevó más adelante a disfrazarse de hombre para poder entrar al monasterio, donde aprendió a curar enfermedades. Su destino la condujo finalmente a Roma, donde se ganó la confianza del Papa Sergio (John Goodman).

Esta cinta procedente de Alemania (en coproducción con el Reino Unido, Italia y España) se plantea el reto de resumir la vida de esta mujer revolucionaria desde su nacimiento hasta el esperado momento en que llega a ser Papa. Y como en otras cintas que recorren la vida entera de un personaje, algunos pasajes resultan más apasionantes que otros.

Cada vez que Johanna manifiesta su espíritu inconforme con las reglas impuestas a las mujeres de su época y utiliza todos sus recursos para aprender y ayudar a los demás, resulta sencillo identificarnos con su lucha y comparar cómo en pleno Siglo XXI muchas minorías siguen siendo tratadas como ciudadanos de segunda categoría, sin igualdad de derechos.

La Pontífice tiene también una línea argumental que explora el romance imposible entre Johanna y el guerrero Gerold (David Wenham). Al igual que en las telenovelas clásicas, su felicidad se posterga durante décadas por culpa de los más increíbles obstáculos. Felizmente, ese romance cumple un rol secundario y no opaca el trayecto principal de Johanna.

Aunque se evidencia cierto maniqueísmo, es decir, los personajes “buenos” son nobles como santos y los “malos” son caricaturas de la crueldad, la cantidad de personajes que conoce Johanna en cada episodio va renovando el interés del espectador y genera más intriga por saber cómo avanzará la trama.

Estamos ante una leyenda que podría tener ciertos elementos verídicos o podría ser una simple ficción. Finalmente no importa si realmente existió esta supuesta pontífice, porque la película plantea el debate sobre si hoy estamos preparados para tener a una mujer ocupando el cargo más importante en la jerarquía de la Iglesia Católica.

Título original: Die Päpstin
País y año: Alemania, Reino Unido, Italia y España 2009
Director: Sönke Wortmann
Actores: Johanna Wokalek, David Wenham, John Goodman, Ian Glen, Edward Petherbridge, Anatole Taubman, entre otros.
Calificación: ***

No hay comentarios: