10 ago. 2010

Nos vemos en otra existencia

La cartelera comercial ha despertado de su letargo gracias a dos estrenos que son motivo de celebración. El Origen nos inserta en el mundo de los sueños y de las realidades paralelas que vivimos en ellos. Desde el otro lado del globo terráqueo, la cinta japonesa La felicidad de vivir nos presenta una curiosa manera de renacer en medio de cuerpos inertes.

El laberinto de los sueños

Christopher Nolan es un director y guionista británico que se ganó el prestigio de la industria gracias a trabajos como Amnesia (Memento) y El Caballero de la noche (The Dark Knight). En ambas cintas demostró una gran ambición y visión creativa, características que vuelven a aparecer en su nueva cinta, El Origen (Inception).

Esta superproducción de ciencia ficción es protagonizada por Leonardo DiCaprio, quien interpreta a Cobb, integrante de una banda criminal de alto vuelo que puede entrar en los sueños de otras personas para robar sus ideas. Cuando Cobb desea retirarse del negocio, lo tientan con un gran desafío: ingresar en la mente del heredero de un magnate para “sembrarle” la idea de destruir su imperio empresarial.

Dos líneas argumentales se ven marcadas por conflictos familiares. De un lado, Cobb es atormentado por la presencia de su esposa Mal (Marion Cotillard). De otro lado, el heredero Robert Fischer (Cillian Murphy) carga con la culpa de no cumplir las expectativas de su poderoso padre.

El Origen es un complejo laberinto en el que se van multiplicando las puertas falsas y rutas de escape hacia otros niveles narrativos, a medida que los personajes se introducen en un sueño que está dentro de otro sueño y así sucesivamente. Nolan llega a abusar un poco del recurso narrativo de las “cajas chinas” (una historia dentro de otra), quizás por esa insaciable ambición de la que hablaba al inicio.

Aunque esta experiencia puede resultar confusa, no deja de ser fascinante, envolvente y desafiante. Es una cinta de acción con un guión bien elaborado y que nos plantea interesantes dilemas filosóficos sobre elegir entre la cruda realidad y la tentadora evasión de la misma.

Título original: Inception
País y año: Estados Unidos, Reino Unido 2010
Director: Christopher Nolan
Actores: Leonardo DiCaprio, Joseph Gordon-Levitt, Ellen Page, Tom Hardy, Ken Watanabe, Marion Cotillard, Cillian Murphy, entre otros.
Calificación: ****

La necesidad de morir

Okuribito es una cinta japonesa que en inglés se llamó Departures y que aquí ha tenido el desafortunado título de La felicidad de vivir, el cual resulta patético porque desvía el foco de su gran potencial dramático hacia el sentimentalismo más empalagoso.

Daigo (Masahiro Motoki) toca el chelo en una orquesta, pero cuando ésta se disuelve decide regresar a su pueblo natal junto a su esposa. Ahí encuentra trabajo en una empresa que se dedica a preparar cadáveres para el funeral, desde la limpieza del cuerpo hasta el maquillaje y vestimenta.

La película aborda con mucho humor el proceso de asimilación de Daigo ante un trabajo que al inicio le produce rechazo, asco y miedo. Y no sólo a él, su esposa y otras personas de su entorno repudian sus actividades por considerarlas impuras.

Sin embargo, el arco dramático del protagonista muestra una evolución hacia la realización personal, al comprender que en ese rito fúnebre no sólo está limpiando un cuerpo sin vida, sino que está alistando a esta persona para la despedida final de sus seres queridos y su posible tránsito a otra etapa de su existencia.

Quizás se le puede reprochar un final ciertamente predecible, pero no es difícil entender por qué ganó el Oscar a mejor película en idioma extranjero del 2008. Es una película emotiva, con una notable actuación central y una magnífica banda sonora, que estremece a todos aquellos que hemos tenido que despedir a alguien muy querido, y que hemos vivido en esa ceremonia del adiós una mezcla de emociones que van desde el desconsuelo al recuerdo feliz, anclándose finalmente en un sereno “hasta luego”.

Título original: Okuribito
País y año: Japón 2008
Director: Yôjirô Takita
Actores: Masahiro Motoki, Tsutomu Yamazaki, Ryoko Hirosue, entre otros.
Calificación: ****

No hay comentarios: