30 ago. 2014

Identidades perdidas II

En el post anterior, analicé las películas de Perú y Argentina que vi en el Festival de Cine de Lima 2014. Ahora es el turno de comentar las cintas de México, Turquía, Japón y Francia.

México (Competencia oficial ficción)


Güeros es una comedia ambientada a fines de los años 90. Sombra y Santos son dos jóvenes que no tienen literalmente nada que hacer porque su universidad (la UNAM) está en huelga y ellos no saben qué posición tomar ni cómo ocupar su tiempo. Su monotonía se ve alterada con la llegada de Tomás, el hermano menor de Sombra, quien los convence de ir a buscar a su ídolo Epigmenio Cruz, un cantante de los años sesenta que está internado en un hospital.

El director Alonso Ruizpalacios ofrece una propuesta fresca, lúdica e ingeniosa. Con sarcasmo y algunos toques de ingenuidad, muestra a los perdidos integrantes de una generación que no sabe muy bien qué ideales defender y que, quizá por eso, se aferra a un pasado cada vez más extinto. Lamentablemente, su afán de empujar los límites y burlarse de todo puede llegar a ser excesivo, cuando por ejemplo incluye una absurda escena en la que un personaje secundario discute sobre el guion de la propia película, como si fuese un espectador que de pronto irrumpe en la ficción. Calificación: ***.

Turquía (Sección Galas)


Winter Sleep (Kis uykusu) nos aloja en un hotel de Anatolia central, manejado por Aydin, un escritor y actor retirado; su esposa Nihal, una idealista mujer mucho menor que él; y su hermana Necla, recientemente divorciada y constantemente insatisfecha de todo. El invierno no sólo congela la estepa, sino también sus relaciones y estados de ánimo.

La gran ganadora de la Palma de Oro en el Festival de Cannes 2014 es una cinta que retrata las distintas formas de humillación, sometimiento y dependencia que se generan en un grupo de personas. Con más de tres horas de duración, el director Nuri Bilge Ceylan logra mantener el interés e involucrar al espectador, a través de diálogos afilados e hirientes, unos paisajes grandiosos que parecen devorarse a los actores y una tensión creciente que carcome las relaciones entre los personajes, hasta dejarlos solos ante una catarata de dudas sobre el poder, la fe y el perdón. Calificación: ****.

Japón (Sección La vuelta al mundo en 8 días)


Like Father, Like Son (Soshite chichi ni naru) es un emotivo relato que cuestiona el verdadero significado de la paternidad. Ryota es un ejecutivo adicto al trabajo y concentrado en el éxito profesional, cuya armoniosa vida se viene abajo cuando el hospital donde nació su hijo le informa, seis años después del parto, que por error le dieron al niño equivocado.

Esta magnífica película de Hirokazu Koreeda toca las fibras más sensibles y, a la vez, maneja un humor que camina entre lo tierno y lo sarcástico, pero sin pisar nunca los terrenos de la manipulación sentimental ni la vulgaridad. Al mostrar dos tipos diametralmente opuestos de crianza, el director invita a reflexionar sobre el balance del trabajo y la vida familiar, el legado que se debe dejar a los hijos y la construcción de aquellos lazos afectivos que marcan de por vida a un hijo. Calificación: ****.

Francia (Sección En busca del tiempo perdido: Clásicos franceses renovados)


Jules et Jim es una de las joyas más representativas en la filmografía de François Truffaut y, en general, de la Nueva Ola Francesa. En 1912, Jules (Oskar Werner) y Jim (Henri Serre) se conocen y se vuelven amigos inseparables. La llegada de la hermosa Catherine (Jeanne Moreau) los seduce e hipnotiza. Los dos la aman y ella ama a ambos, pero no es una mujer que pueda estar quieta mucho tiempo.

Este clásico de 1962 ha sabido superar la prueba del tiempo, conservando intacto su encanto y romanticismo. Es un triángulo amoroso que escapa a todas las convenciones, puesto que los conflictos no surgen por la rivalidad entre los amigos, sino por la impulsividad de una incontrolable e impredecible Catherine. No sólo los dos protagonistas parecen estar locamente enamorados de Jeanne Moreau, Truffaut y su cámara le dedican preciosos encuadres que magnifican su elegancia y sensualidad. Calificación: ****.

No hay comentarios: