23 ago. 2014

Identidades perdidas I

La edición número 18 del Festival de Cine de Lima contó con una programación sumamente atractiva en sus diferentes secciones, lo que incluyó algunos estrenos mundiales y una copiosa cosecha de otros festivales como Cannes, Berlín, Bafici, San Sebastián, entre otros.

Una tendencia interesante que se ha repetido en varias cintas este año ha sido el tema de la identidad: una hija que busca a su padre, unos padres que conocen a su verdadero hijo cambiado al nacer, unos cadáveres exhumados que resultan difíciles de identificar, una generación que protesta y añora el pasado, etc.

Perú


Viejos amigos es una comedia sobre las aventuras de tres octogenarios que roban las cenizas de su amigo recién fallecido para llevarlo al estadio a ver el partido de su equipo favorito, el Sport Boys. La viuda los busca para recuperar las cenizas y ellos, a su vez, también buscan a la hija ilegítima del difunto.

La ópera prima de Fernando Villarán funciona mejor cuando deja fluir la interacción y complicidad de los tres protagonistas. Sin embargo, el humor entrañable se torna de pronto vulgar y homofóbico, el guion cae en caprichosas incoherencias y los actores secundarios parecen estar actuando para una producción teatral de bajo presupuesto, especialmente Teddy Guzmán y Lorena Caravedo. Es una lástima, porque el gran talento y carisma de Ricardo Blume, Carlos Gassols y Enrique Victoria merecía una mejor vitrina que esta. Calificación: ** ½.


NN muestra, por un lado, a un equipo de profesionales que trabaja exhumando cadáveres y tratando de descubrir su identidad. En paralelo, una mujer busca el cadáver de su esposo, quien desapareció durante los años de la violencia política en el Perú.

Al igual que en el documental Lucanamarca y su estimable primer largometraje Paraíso, el director Héctor Gálvez continúa explorando las heridas del conflicto armado que desangró nuestro país. Esta vez, muestra el calvario de aquellos que aún siguen buscando el cuerpo ausente de sus seres queridos misteriosamente desaparecidos, así como los daños internos que van carcomiendo a las personas que se enfrentan al diario hallazgo de esqueletos con huellas de tortura. Paul Vega logra una actuación contenida cuando debe serlo y, a la vez, atormentada e inquietante. Resultan sobrando una subtrama romántica que se siente desconectada del conjunto y algunos personajes secundarios que no tienen mucho que aportar. Calificación: ***.


Climas está integrada por tres cortometrajes. En el primero, una adolescente de la selva se siente atraída por su tío. En el segundo, una mujer de la clase alta limeña atraviesa una depresión por un hecho del pasado que aún la atormenta. En el tercero, una anciana de la sierra recibe la inesperada visita de su hijo, recién salido de la cárcel.

La directora Enrica Pérez (entrevistada en nuestro post anterior) logra generar atmósferas en las que se percibe la sensibilidad que maneja la mujer en las distintas etapas de su vida. A pesar de que el primer y el tercer episodio utilizan actrices no profesionales, son los que transmiten mayor autenticidad y permiten redondear mejor la evolución de sus personajes en comunión con el entorno. En cambio, el segundo, protagonizado por Fiorella De Ferrari, no ahonda lo suficiente en el conflicto central y sólo nos deja una sensación de frialdad e indiferencia. Calificación: ***.

Argentina


Ciencias naturales es una historia de búsqueda de las raíces. Lila, una niña de 12 años, pasa sus días en una remota escuela rural, obsesionada con la idea de conocer a su padre, del cual ni siquiera sabe el nombre. Cuando se escapa para ir a buscarlo, su profesora decide ayudarla y acompañarla en la aventura.

El director debutante Matías Lucchesi nos entrega una admirable road movie, cuyas rutas inesperadas y emocionantes conducen a las protagonistas hacia un viaje de descubrimiento personal. Paula Hertzog y Paola Barrientos están fantásticas en la creación de ese cálido vínculo que se forma entre la maestra y la impetuosa niña, un lazo casi maternal que les termina dando otro sentido a sus vidas. De lejos, fue la mejor película latinoamericana que vi de la competencia oficial de ficción.  Calificación: ****.

En el siguiente post, comentaré las películas de México, Turquía, Japón y Francia.

No hay comentarios: