5 ene. 2016

Las mejores películas de 2015: Opinan los lectores – Parte 1

En mi recuento sobre lo mejor del cine en 2015, publicado en Cinencuentro, compartí mi top 10 de mejores películas vistas en la cartelera comercial, así como las 10 mejores que vi en los festivales locales de cine.

Además, este año he querido hacer algo diferente para los recuentos de fin de año. He invitado a amigos y lectores del blog para que compartan cuál fue su película favorita de 2015. Agradezco a todos los que se tomaron un tiempo para escribir estos textos e invito a quienes quieran participar en la segunda parte a que me envíen sus textos.


Laslo Rojas (editor de Cinencuentro):

Ultimas Conversas es un magnífico homenaje póstumo al maestro Eduardo Coutinho, que pudimos ver en el pasado Festival de Lima, lo mejor de mi año cinemero, sin dudas. Ultimas Conversas presenta una vez más el clásico estilo del maestro documentalista brasileño, quien logra algo en apariencia sencillo pero que suele ser complicado para muchos: obtener verdad de personajes cotidianos, encontrar sabiduría en personas comunes y corrientes.

En estas conversaciones finales, la ternura, alegrías y tristezas, deliciosas reflexiones en voz alta de los jóvenes entrevistados nos llegan con tal potencia que el público sonríe, llora, se emociona al unísono con Coutinho y sus personajes. La conversa con la lindísima niña del final y su inolvidable despedida resulta siendo el cierre perfecto para la filmografía del brasileño. El anciano cineasta se despide así, sin saberlo, demostrándonos una vez más que el cine es humano, el cine es la vida, el cine somos todos nosotros.


Roberto Canales:

Como seguidor de la saga de George Lucas, mi año cinematográfico se basaba en el estreno de Star Wars: The Force Awakens y francamente me encontré ante un espectáculo que superó lo que esperaba. Tanta anticipación y tensión previa a verla fueron recompensadas con creces, lo que a modo personal me hace considerarla el mejor estreno del año.

Es cierto que no es la película perfecta, como cierto sector de la crítica comenta, pero es imposible no sentirse atraído por personajes tan adorables como BB-8, Rey, ver la fuerza de Poe Dameron y Finn, la sangre fría de los antagonistas, y el retorno de los clásicos que sirven esta vez de soporte a los nuevos miembros de la familia de Star Wars.

Quizás como fan pueda ser algo parcializado el motivo de por qué elegí esta película como la más importante del 2015, pero creo también que el simple hecho de que esta película esté rumbo a convertirse en la más vista de la historia no es algo gratuito, sobrepasa la devoción de fans y alcanza al público no adepto a la saga, y eso es un síntoma de que J.J. Abrams lo hizo muy bien.


Hugo Huambachano:

Mi película favorita es la comedia argentina Sin hijos, protagonizada por Diego Peretti y Maribel Verdú, porque muestra el lado inhumano de un padre enamorado y el lado humano de un hijo que idolatra a su padre.


Cecilia Puelles:

La película que más me gustó fue la comedia
Birdman de Alejandro González Iñárritu porque toma los clásicos estereotipos de la actuación y los maneja con mucho sarcasmo.


Roberto Rodríguez:


Mi película favorita del año 2015 fue Still Alice. Si bien es cierto que el tema de la película ha sido llevado al cine en varias ocasiones, en este caso, considero que el buen guion y la actuación de su protagonista, dieron como resultado una muy bella y emotiva historia, digna de reconocer.

Alec Baldwin, muy correcto en su personaje de esposo, logra una dupla perfecta con Julianne Moore. Y creo que los demás actores también dan la talla. No obstante, Kristen Stewart, sosa e inexpresiva - como siempre - dista bastante del nivel de sus compañeros y constituye el único aspecto negativo que tiene la película.

Dejando lo mejor para el final, definitivamente, la actuación de Julianne Moore es deslumbrante. En el pasado, no le había prestado mucha atención a su trabajo, sin embargo, debo reconocer que esta actuación en particular me cautivó de principio a fin y es una de las mejores que he visto en el cine. Todos aquellos momentos de confusión, angustia, frustración y miedo por los que atraviesa Alice, e incluso los cambios en su apariencia, fueron retratados magistralmente por esta actriz e hizo que la sintiera muy cercana y sobre todo real. Merecido el Óscar para Jullianne Moore, toda una maestra y merecidas las buenas críticas que tuvo la película. 4 ½ estrellas.


Aldo Ufo:

Whiplash es una película excepcional por la gama de temas que toca con los cuales todo espectador podría sentirse - o haberse alguna vez sentido - identificado. Andrew Neiman (interpretado por Miles Teller) entra al conservatorio de música con la aspiración de llegar a ser un virtuoso en batería y percusión. Esa ilusión encuentra un crudo obstáculo en la forma de su instructor Terence Fletcher (interpretado brillantemente por J. K. Simmons), quien mediante maltratos verbales, físicos y psicológicos, mantiene un estado de perpetua competencia entre los integrantes de su banda. Poco a poco, el sueño de Andrew se torna en una pesadilla. 

Es destacable el abordaje de la no-siempre-tan-evidente línea limítrofe entre la pasión y la obsesión por algo que gusta, y lo que sería apropiado y no apropiado sacrificar en el camino hacia la realización de alguna meta. La historia no busca brindar una cuadriculada lección, sino narrar un posible escenario, y le deja a la audiencia la libre interpretación de si se coincide con la manera de pensar y actuar del protagonista.

Pero lo más destacable es el complejo personaje de J. K. Simmons, con sus acerbos comentarios, intimidante y abusiva actitud hacia sus alumnos, pero llevado con tanta soltura, negro humor y comodidad, que lo vuelve aún más siniestro, pero imposible de dejar de admirar. A pesar de ser heraldo de más tribulaciones por venir para el protagonista, el espectador no puede dejar de desear que vuelva a aparecer en escena el instructor de la banda. Muy pocos personajes antagónicos en el cine son capaces de generar a la vez rechazo y admiración entre el público (como Hannibal Lecter en El Silencio de los Inocentes, Miranda Priestly en El Diablo Viste a la Moda, o el coronel Hans Landa en Bastardos Sin Gloria, por citar unos cuantos ejemplos).

No hay comentarios: