1 mar. 2008

Designios inevitables

Este año la Academia de Hollywood estuvo más acertada que otros años en la repartición de estatuillas, al menos en las categorías principales. A continuación repaso dos cintas imprescindibles que competían voto a voto por el Oscar a mejor película. Son dos historias que presentan personajes arrinconados por la incertidumbre de no poder escapar a designios oscuros y siniestros.

Sombras en el desierto

La ganadora del Oscar a mejor película de este año es una cinta atípica dentro de los gustos tan conservadores de la Academia. Basada en una novela de Cormac McCarthy, Sin lugar para los débiles (No Country for Old Men) se concentra en tres personajes de antología que se cruzan en el desierto de Texas. En primer lugar, está Llewelyn Moss (Josh Brolin), un cazador que encuentra accidentalmente un maletín con 2 millones de dólares cerca de un sangriento escenario infestado de cadáveres y paquetes de heroína; y obviamente decide quedarse con el dinero. El despiadado asesino en serie Anton Chigurh (Javier Bardem) irá tras sus pasos para recuperar el maletín. Y el sheriff Ed Tom Bell (Tommy Lee Jones) intentará frenar el brutal derramamiento de sangre que ocurre a su alrededor.

Los hermanos Ethan y Joel Coen son el dúo creativo responsable de producir, dirigir, adaptar el guión y editar esta apasionante fábula sobre la ambición y sus consecuencias, sobre la violencia y sus inexplicables orígenes. Ellos nos invitan a sumergirnos en una pesadilla sangrienta en la que la muerte (representada por Anton Chigurh) se cierne como un destino inevitable sobre todo lo que está a su paso y por eso es inútil esconderse o pedir compasión. Chigurh juega al “cara o sello” con la vida de sus víctimas con una naturalidad que aterroriza y desarma. La escena de la estación de gas es notable porque crea una tensión escalofriante y expone la desquiciada mente del asesino.

Javier Bardem construye un villano fascinante que escarapela cada poro del cuerpo con su sola presencia. Por eso, el Oscar para el actor español es más que merecido. Pero el resto del elenco también está notable, tanto Josh Brolin y Tommy Lee Jones como Kelly MacDonald (en el papel de la esposa de Llewelyn).

El polémico final ha disgustado a mucha gente porque deja ciertas preguntas sin resolver. Pero justamente a través del personaje de Tommy Lee Jones podemos compartir su desconcierto e identificarnos con la sensación de vivir en un mundo donde la violencia gana terreno en todos los ámbitos y destruye toda forma de convivencia sin que sepamos de dónde viene o cómo detenerla. Simplemente está ahí y no la podemos controlar.

Título original: No Country for Old Men
País y Año: Estados Unidos, 2007
Director: Ethan Coen y Joel Coen
Actores: Josh Brolin, Javier Bardem, Tommy Lee Jones, Kelly MacDonald, Woody Harrelson
Calificación: **** 1/2

Acto de contrición

Expiación (Atonement) es otra adaptación de una novela; en éste caso, de Ian McEwan. La cámara nos introduce a la elegante casa de campo de la familia Tallis y, particularmente, a la máquina de escribir de Briony (Saoirse Ronan), una adolescente que se revela como una precoz escritora con una imaginación desbordante. Su hermana mayor Cecilia (Keira Knightley) tiene un romance furtivo con Robbie (James McAvoy), el jardinero de la casa. Acusado de un crimen que no cometió, Robbie se ve obligado a alejarse de Cecilia justo antes de que estalle la Segunda Guerra Mundial en Inglaterra.

Concentrando la atención en tres momentos de la vida de Briony, la brillante narración se ve enriquecida por el contraste entre los diferentes puntos de vista de los personajes. Así, una misma escena es vista por dos personajes, uno cercano y otro distante, quienes comprenden de forma completamente opuesta la situación. Una tercera mirada, la del espectador, va siguiendo las pistas que conducen a un final revelador e impactante.

Expiación es una suma de varios logros artísticos. Las actuaciones más intensas son obra y gracia de James McAvoy (un actor de gran talento a quien no hay que perder de vista) y la niña Saoirse Ronan, nominada al Oscar por éste papel. La fotografía es un espectáculo en sí mismo, no sólo por algunas imágenes de belleza impactante, sino en especial por un plano secuencia de unos 5 minutos en el cual la cámara sigue a Robbie por una playa repleta de soldados conmocionados por la guerra.

Otro gran atractivo es la seductora partitura original compuesta por Dario Marianelli y que fue premiada con el Oscar (el único de los siete galardones a los que aspiraba este film). Los premios a mejor película de drama en los Globo de Oro y en los BAFTA Awards, que otorga la Academia Británica, son justos reconocimientos a una cinta que conjuga el drama de un romance tocado por la tragedia con una cuidada búsqueda de la belleza y la pasión en cada escena.

Título original: Atonement
País y Año: Reino Unido, 2007
Director: Joe Wright
Actores: James McAvoy, Keira Knightley, Saoirse Ronan, Romola Garai, Vanessa Redgrave
Calificación: **** 1/2

No hay comentarios: