27 sept. 2011

Coro de desadaptados

Desde su estreno en mayo de 2009, la serie televisiva Glee se convirtió en un fenómeno de masas alrededor del mundo. La historia de un grupo de perdedores que forman un coro en su colegio revivió el género musical en la televisión y se llevó durante dos años consecutivos el Globo de Oro a mejor serie de comedia o musical. Ahora llega al cine en la forma de un documental titulado Glee 3D: La película (Glee: The 3D Concert Movie).

Existen tres dimensiones paralelas que se van mostrando durante el espectáculo. La primera muestra varios números musicales grabados durante los conciertos que el elenco de la serie ofreció en New Jersey. Las canciones, que han sido previamente interpretadas en la primera y segunda temporada del programa, son nuevas versiones de temas clásicos (como “Somebody to love” de Queen y “I want to hold your hand” de The Beatles) o de artistas pop que dominan actualmente las emisoras radiales (como Katy Perry y Lady Gaga). Además incluyen un tema original, “Loser like me”, cuyas letras resumen a la perfección la actitud de la serie, entre desenfadada y optimista.

La segunda dimensión nos lleva tras bastidores para entrevistar a los personajes de la serie, quienes fingen rivalidades, exhiben su egolatría y le agradecen a sus admiradores por tanta devoción. Lamentablemente, este es el tercio menos interesante de la cinta, pues desaprovechan la oportunidad de mostrar facetas desconocidas del elenco o propiciar una mayor interacción entre ellos.

La tercera y última dimensión presenta el efecto que ha creado Glee en la vida de sus fanáticos. El documental se concentra en tres de ellos, quienes revelan cómo sus propias experiencias se relacionan con los temas de la serie. De las tres historias, la más relevante es la de una adolescente con el Síndrome de Asperger, quien gracias a Glee tuvo el valor de vencer muchos de sus temores y convertirse en una persona más sociable.

Si bien la tecnología 3D permite potenciar el espectáculo visual de ciertos números musicales, su aporte no es fundamental para disfrutar la experiencia del concierto. Por ejemplo, los saltos y acrobacias de las coreografías lucen impactantes, pero los efectos más emocionantes son los que causan las voces privilegiadas de Lea Michele, Amber Riley o Naya Rivera.

Aunque Gwyneth Paltrow canta “Forget you” con irreverencia, para el público es imposible olvidarla. Su breve presencia es uno de los puntos más altos del concierto, tal y como ocurrió cuando apareció en algunos capítulos de la segunda temporada de la serie.

Para aquellos que no están familiarizados con el programa de TV, la experiencia de Glee 3D: La película puede resultar insignificante, porque es un film diseñado para complacer a los seguidores de la serie, entre quienes me incluyo. Las escenas del concierto causan una incontenible necesidad de mover los pies y cantar en voz alta los mejores temas. Al final, deja una sensación de alegría que puede resultar peligrosamente contagiosa.

Título original: Glee: The 3D Concert Movie
País y Año: Estados Unidos 2011
Director: Kevin Tancharoen
Actores: Lea Michele, Darren Criss, Chris Colfer, Heather Morris, Cory Monteith, Naya Rivera, Amber Riley, Gwyneth Paltrow, entre otros.
Calificación: *** 1/2

2 comentarios:

Celia dijo...

Buuuuu!!!!! T_T Quiero verla, aca aún no llega!!!!

Juan Carlos Ugarelli dijo...

Si te gusta la serie, la película te va a encantar.