4 sept. 2011

La asimilación del dolor

Cuando alguien cercano muere, a menudo nos hundimos en un agujero del cual no todos podemos salir a la misma velocidad. Al otro lado del corazón (Rabbit Hole) muestra cómo una pareja de esposos afronta la muerte prematura de su pequeño hijo e intenta sobrevivir al dolor.

Becca (Nicole Kidman) quiere desaparecer las huellas de su existencia: juguetes, ropa, dibujos. Howie (Aaron Eckhart) intenta aferrarse a esos recuerdos y sentir que su hijo revive a través de los videos que él grabó con la cámara de su celular. Además, Howie intenta encontrar consuelo en un grupo de terapia para padres que han pasado por la misma experiencia que ellos, pero Becca se resiste a recibir sermones religiosos o respuestas complacientes. Ella sabe bien que ninguna palabra de aliento podrá devolverle la vida a su hijo.

El dolor de ambos es tan grande que ninguno sabe bien cómo ayudar al otro, porque no pueden cicatrizar primero sus propias heridas. Las alternativas que cada uno encuentra de hacer catarsis, a escondidas del otro, ponen en riesgo su matrimonio pero los hace soñar con la posibilidad de sentir alivio.

A pesar de que la tristeza sobrevuela el firmamento de esta historia, el director John Cameron Mitchell no se queda sólo en el plano deprimente y le añade a las situaciones más tensas y ásperas un humor irreverente y un fuerte ánimo de lucha, como rutas de escape frente al conformismo.

Nicole Kidman ya ha demostrado que es una de las mejores actrices de su generación, en papeles que le han demandado una gran inmersión emocional (Los otros, Las Horas, Dogville, Birth y un largo etcétera). En Al otro lado del corazón, está impecable como una mujer vulnerable que no sabe cómo escapar del laberinto del sufrimiento. El correcto balance entre intensidad y sutileza que logra en su brillante actuación se evidencia, por ejemplo, cuando intenta fingir ante su familia que no le afecta el embarazo de su hermana.

En el reparto también destacan Aaron Eckhart y Dianne Wiest, quien interpreta a la madre de Becca. Wiest está extraordinaria cuando pronuncia un hermoso monólogo sobre la asimilación del dolor por la muerte de un ser querido.

Al otro lado del corazón toca temas muy sensibles y que podrían caer en el denso campo minado del sentimentalismo, pero felizmente son manejados con tacto, audacia y sobre todo, mucha autenticidad. Sin llegar a ser fatalista, invita a comprender que la vida continúa y que a pesar de que el dolor no desaparece, uno aprende a convivir con él para salir del agujero de la depresión.

Título original: Rabbit Hole
País y Año: Estados Unidos 2010
Director: John Cameron Mitchell
Actores: Nicole Kidman, Aaron Eckhart, Dianne Wiest, Milles Teller, Tammy Blanchard, Sandra Oh, entre otros.
Calificación: **** 1/2

1 comentario:

Anónimo dijo...

Excelente pelicula, parece que en un momento puede saturar pero sabe escapar a eso y los desenlaces son buenos.
Ce.