22 ene. 2012

El peso aplastante del poder

Habemus Papam (estrenada en Lima con el desafortunado título Un Papa en apuros) comienza con unas imágenes de archivo que aún palpitan frescas en la memoria colectiva: tras la muerte de Juan Pablo II, la Plaza San Pedro luce abarrotada de fieles, reporteros y curiosos que están expectantes por conocer quién será su sucesor.

Tras este recordatorio, empieza la ficción. En el Vaticano se realiza un cónclave para elegir al nuevo Papa y el elegido es el cardenal Melville (Michel Piccoli). Como parte del ritual, se le pide que salga al balcón para dar su primer discurso, pero sufre un ataque de pánico y huye despavorido. Para “curarlo”, traen al mejor psicoanalista de Roma.

El director Nanni Moretti (quien además interpreta al psicoanalista) es uno de los más renombrados cineastas italianos de los últimos años. Si en su brillante film La habitación del hijo mostraba a una familia intentando sobreponerse del dolor por la muerte de su hijo, en Habemus Papam se concentra en un hombre que lucha por superar su ansiedad y encontrar el sentido de su vida.

En vez de mostrar a un Papa que tiene una crisis de fe, la película sigue otra ruta no menos provocadora. El cardenal Melville es un hombre que se siente abrumado por el poder, que no se considera preparado para asumir tanta responsabilidad y que reflexiona sobre los sueños que dejó de lado en su juventud.

En su recorrido por los protegidos ambientes del Vaticano, la película nos muestra con gran sentido del humor la interacción entre los cardenales que están atrapados e incomunicados con el mundo exterior hasta que el Papa se pronuncie en público. Las memorables escenas en que juegan un campeonato de vóley organizado por el psicoanalista, les confiere un perfil más humano, saliendo a relucir la competitividad y la emoción del triunfo.

Ahora que en el Perú y el mundo vemos cómo muchas poblaciones manifiestan el rechazo a sus autoridades porque no cumplen sus expectativas, Habemus Papam ofrece una lúcida reflexión sobre el ejercicio del poder y las competencias que necesita una autoridad para asumir el liderazgo sin ceder a las presiones externas. Su final abrupto nos deja la mente aguijoneada por muchas interrogantes y una sola certeza: hasta los más poderosos son vulnerables.

Título original: Habemus Papam
País y año: Italia 2011
Director: Nanni Moretti
Actores: Michel Piccoli, Nanni Moretti, Jerzy Stuhr, Margherita Buy, Camillo Milli, Roberto Nobile, entre otros.
Calificación: ****

No hay comentarios: