18 mar. 2012

La nueva piel de Almodóvar

La epidermis que conforma la obra de Pedro Almodóvar tiene algunas células de comedia, otras de melodrama y unas cuantas pecas de “thriller”. En su nueva creación, La piel que habito, el director manchego muta de apariencia y desarrolla un tejido más duro y resistente, por cuyos poros transpiran el suspenso y el terror.

Robert Ledgard (Antonio Banderas) es un exitoso cirujano plástico que busca crear un nuevo tipo de piel que sea inmune a cualquier daño. Su “conejilla de indias” es Vera (Elena Anaya), una mujer que mantiene secuestrada y que guarda una conexión con el pasado tempestuoso de Robert.

El guión está basado en la novela Tarántula de Thierry Jonquet, pero la historia calza a la perfección con el universo de Almodóvar y recoge uno de los temas que más le fascina: cómo se transforma la identidad individual. En La piel que habito, Pedro lleva su obsesión a un nuevo nivel y nos muestra cómo a pesar de que una persona cambie de apariencia, su esencia se mantiene y sus motivaciones se expanden hasta desbordarse.

La película narra una sucesión de episodios marcados por la fatalidad, los cuales dejan heridas muy hondas en los dos personajes principales y los llevan a cometer actos terribles. No hay héroe ni villano cuando cada uno ha sufrido sus propias tragedias y tiene buenas razones para buscar la redención de manera no convencional.

Elena Anaya, recordada por su memorable rol secundario en Lucía y el sexo, se gradúa con honores como la nueva chica Almodóvar. Su magnífica transformación la lleva a habitar las emociones más extremas y, al mismo tiempo, le exige una gran destreza física. Su hermoso rostro nunca deja de ser perturbador, incluso cuando ella intenta seducir a su captor o está planeando su próximo movimiento.

Después de muchos años, Antonio Banderas y Marisa Paredes se reencuentran con el cineasta que los dirigió por última vez en Átame! y Todo sobre mi madre, respectivamente. El actor andaluz logra una convincente actuación, que transita de la tristeza a la vehemencia más nociva. Marisa Paredes, en tanto, tiene una presencia inquietante como una fiel empleada que es consciente de los males que ella misma ha engendrado.

La piel que habito es la cinta más oscura y retorcida en la filmografía de Almodóvar. Sin embargo, mantiene sus huellas dactilares: salta en el tiempo para que cada parte encaje luego en el conjunto; los colores vivos del vestuario y la escenografía resaltan los estados de ánimo y contrastan las emociones; y cada personaje es tratado con el mismo cuidado que tiene un cirujano con sus pacientes. Las células de Pedro pueden mutar, pero su genialidad es un tejido indestructible.

Título original: La piel que habito
País y año: España 2011
Director: Pedro Almodóvar
Actores: Elena Anaya, Antonio Banderas, Marisa Paredes, Jan Cornet, Blanca Suárez, Roberto Álamo, Susi Sánchez, entre otros.
Calificación: **** 1/2

4 comentarios:

Eduvat dijo...

Esto es una joya del cine. Grande Almodóvar. Grande Ugarelli.

Juan Carlos Ugarelli dijo...

La película es una joya realmente. Gracias por tu comentario.

Cristias dijo...

Increíble como aún en el 2012, con tanto escrito y visto, alguien tiene la capacidad de sorprendernos con un giro en el guión tan alucinante, realmente digno de aplausos.

Juan Carlos Ugarelli dijo...

Eso es lo que me gusta del cine de Almodóvar, nunca se conforma y siempre busca nuevas formas de sorprender.