3 mar. 2013

De la miseria a la gloria

El musical Los miserables y la comedia Juegos del destino tienen como denominador común un protagonista masculino que sale de su encierro para reintegrarse a la sociedad. Sin embargo, quienes más destacan son las actrices Anne Hathaway y Jennifer Lawrence. Ambas resultaron ganadoras en la última ceremonia del Oscar, como mejor actriz de reparto y actriz principal, respectivamente. 

Sueños truncos 

Los miserables es una adaptación de la obra teatral, que a su vez se basó en la novela de Victor Hugo. Nos sitúa en la Francia del Siglo XIX, cuando Jean Valjean (Hugh Jackman) sale de prisión e intenta rehacer su vida. Sin embargo, el vehemente inspector Javert (Russell Crowe) lo persigue buscando una excusa que le permita devolverlo a la cárcel. 

Hugh Jackman es una acertada opción para interpretar a Valjean: es muy buen cantante, tiene un gran dominio escénico y conmueve cuando el melodrama lo amerita. En papeles secundarios, Eddie Redmayne (Marius) y Samantha Barks (Éponine) son gratas revelaciones. En cambio, Russell Crowe es un error de casting: entona sus temas con dejadez y un perpetuo ceño fruncido.

Anne Hathaway logra el pico más alto de su carrera gracias a su interpretación de Fantine, una madre soltera obligada a prostituirse. Su versión del clásico tema “I dreamed a dream” es sencillamente brillante: en un primer plano y sin cortes de edición, deja fluir un maremoto de emociones que no le permite al espectador quedarse indiferente. Cuando desaparece de escena, es imposible no echarla de menos.

Dentro del género musical, Los miserables se diferencia de las grandes exponentes del género por su tono solemne y sombrío. Es una épica producción con grandes interpretaciones y canciones memorables sobre sueños truncos, amores perdidos e ideales contrapuestos. No obstante, resulta desconcertante y hasta agotador que prácticamente toda la película sea cantada; se extraña la inclusión de más diálogos hablados que nos den un respiro.

Título original: Les Misérables
País y año: Reino Unido - Estados Unidos 2012
Director: Tom Hooper
Actores: Hugh Jackman, Russell Crowe, Anne Hathaway, Amanda Seyfried, Helena Bonham Carter, Sacha Baron Cohen, Eddie Redmayne, entre otros.
Calificación: *** 1/2.

Romance bipolar

Cuando le dan de alta en el hospital psiquiátrico, Pat (Bradley Cooper) se muda con sus padres e intenta regresar con su esposa. Sus planes se complican cuando se cruza en su camino Tiffany (Jennifer Lawrence), una chica problemática que acaba de enviudar.

Lo mejor de Juegos del destino es que aborda con naturalidad y frescura el tema de las enfermedades mentales, particularmente el trastorno bipolar, mostrando los problemas que generan para el propio individuo y su sociabilización con el entorno.

Bradley Cooper demuestra que puede asumir papeles más demandantes y que su carrera puede continuar despegando. Su coprotagonista Jennifer Lawrence opaca a todo el reparto, incluyendo a Robert De Niro, con un personaje frágil y herido que se defiende con una coraza manipuladora y siempre a la defensiva.

Juegos del destino es una comedia romántica que emociona y entretiene. Pero a pesar de sus grandes aciertos, pierde puntos por la inclusión de algunos clichés y, sobre todo, por una moraleja cuestionable: que el mejor tratamiento es el amor, en vez de la ayuda profesional.

Título original: Silver Linings Playbook
País y año: Estados Unidos 2012
Director: David O. Russell
Actores: Bradley Cooper, Jennifer Lawrence, Robert De Niro, Jacki Weaver, Chris Tucker, entre otros.
Calificación: ***.

No hay comentarios: