2 ene. 2014

Balance 2013: El año de la supervivencia

Un tema recurrente en las películas de mi top 10 de mejores estrenos de 2013 es la supervivencia. En algunos casos, hay un marcado deseo de sobreponerse a los obstáculos y aferrarse a la vida; en otros, hay agotamiento y resignación. En todos los casos, tenemos grandes historias que sobrevivirán durante mucho tiempo en mi memoria.


1. Amour. La obra maestra de Michael Haneke muestra todo lo que comparte una pareja madura: un incomparable grado de complicidad, un entendimiento mutuo y un sacrificio extremo para liberarse del dolor insoportable. Es un hermoso relato sobre el amor en su estado más puro.


2. Gravedad (Gravity). Como en un sistema planetario, en esta extraordinaria cinta de Alfonso Cuarón se alinean armoniosamente todos los elementos: una narración aparentemente sencilla pero envolvente, una dirección sobria, una edición efectiva y unos efectos visuales revolucionarios.


3. Antes de la medianoche (Before Midnight). El tercer capítulo de la saga romántica de Richard Linklater muestra la trayectoria que ha seguido esta pareja desde la ilusión hasta el desencanto. Pero lejos de quedarse inmóvil en un punto fijo, su amor evoluciona, se transforma y se dispersa para volver luego a su estado natural.


4. Le Havre. Esta fábula de Aki Kaurismaki expone cómo la amistad entre dos personajes ignorados atrae la ayuda solidaria de otras personas que también viven en los márgenes de la sociedad y que comparten el mismo espíritu solidario.


5. Django sin cadenas (Django Unchained). Quentin Tarantino le rindió homenaje al género del western y retomó uno de sus tópicos favoritos: la venganza. En esta delirante historia de liberación, la violencia se impone como un verdugo implacable.


6. La noche más oscura (Zero Dark Thirty). Este vibrante thriller de Kathryn Bigelow narra la persecución de Osama Bin Laden y nos coloca en un laberinto de hipótesis, pistas falsas y artefactos explosivos. Muestra cómo la obsesión personal y la cercanía con el terror crean un irreversible desgaste.


7. The Master. Paul Thomas Anderson desmenuza el modos operandi de una secta religiosa y expone cómo adormecen a sus seguidores. Hipnóticas actuaciones de Philip Seymour Hoffman y Joaquin Phoenix.


8. El limpiador. La mejor película peruana del año, dirigida por Adrián Saba, es un relato apocalíptico, en el que una epidemia arrasa con la ciudad de Lima y siembra la muerte a su paso, pero une a dos seres solitarios que se necesitan para sobrevivir.


9. Rush, pasión y gloria (Rush). Ron Howard utiliza la rivalidad de dos pilotos de Fórmula 1 para mostrar los viciosos excesos de la competitividad y los riesgos de vivir desafiando a la muerte en cada curva del camino.


10. Capitán Phillips (Captain Phillips). En esta impactante historia del secuestro de un barco, Paul Greengrass se confirma como un experto en el manejo de la tensión. Cuando los planes salen mal, ya es demasiado tarde para volver atrás.

Cerca de entrar al top 10, se quedaron otras cintas que se alzaron como las mejores representantes de su género: la terrorífica El conjuro, el drama histórico Lincoln, el musical Los Miserables, las animadas Monsters University y Frozen, el thriller Terapia de riesgo, entre otras.

No quiero dejar de mencionar otras películas valiosas que pude apreciar en algunos festivales y encuentros de cine: Wakolda, Sigo siendo, La jaula de oro y Tercera llamada (Festival de Lima), El tío Boonmee que recuerda sus vidas pasadas y El espacio entre las cosas (Festival Lima Independiente), Blancanieves y La Caza (Festival de Cine Europeo), Copia Certificada y Declaración de Guerra (Semana del Cine Francés). Una mención especial para la Sala Cine Arte de UVK, que permitió el re-estreno de obras maestras como Taxi Driver, Toro salvaje, Los pájaros, Psicosis, Vértigo, El bebé de Rosemary, Chinatown, Annie Hall, entre otras.

En el siguiente post, continúa el balance de 2013 con las mejores actuaciones, los contrastes del cine peruano y las decepciones del año.

No hay comentarios: