9 feb. 2014

El arte de la estafa

El lobo de Wall Street y Escándalo americano son dos caras de una misma moneda (falsa, por supuesto). Ambas muestran desde diferentes perspectivas cómo es posible acariciar el sueño americano estafando al prójimo.

Excesos irresistibles

La quinta colaboración entre Martin Scorsese y Leonardo DiCaprio encuentra a ambos artistas en gran forma creativa y en total disposición para asumir riesgos. El Lobo de Wall Street es el recuento de cómo el empresario Jordan Belfort logró amasar una gran fortuna a través de su propia agencia bursátil y cómo su imperio fue creciendo de manera descontrolada.

El codicioso y lujurioso Jordan Belfort entra por la puerta grande al universo de Scorsese, poblado de personajes que, al igual que él, que ascienden y escalan posiciones hasta embriagarse de poder. Allí están Jake LaMotta en Toro Salvaje, Henry Hill en Buenos muchachos y Howard Hughes en El aviador. Belfort también sigue una trayectoria retorcida hacia el éxito, se ve obligado a hacer sacrificios y comete un sinfín de excesos.

Y vaya que El lobo de Wall Street es una cinta adornada de excesos. Belfort y su camada de lobos nunca están satisfechos con lo que tienen y siempre buscan drogas más intensas, orgías más audaces y experiencias más extremas. La demostración de esa espiral decadente tiene momentos hilarantes y tan improbables que parecen una alucinación producida por las drogas duras que consumen los personajes. Con 180 minutos de metraje, la cinta se extiende un poco más de la cuenta y algunas escenas delirantes como la de la tormenta en altamar, salen sobrando.

En papeles secundarios, Jonah Hill logra una interpretación correcta como Donnie Azoff (aunque su nominación al Oscar resulta excesiva) y Margot Robbie hipnotiza con sus sensuales ojos azules. Por su parte, Leonardo DiCaprio continúa superándose a sí mismo y entrega una de las actuaciones más intensas, divertidas y carismáticas de su carrera. Así como Jordan es capaz de vender las acciones más inútiles, DiCaprio es capaz de venderle un personaje despreciable a la audiencia, cubierto con el empaque de un tipo irresistiblemente simpático.

Título original: The Wolf of Wall Street
País y año: EEUU 2013
Director: Martin Scorsese
Actores: Leonardo DiCaprio, Jonah Hill, Margot Robbie, Matthew McConaughey, Kyle Chandler, Jean Dujardin, entre otros.
Calificación: ****.

La fiesta del disimulo

Escándalo americano tiene un arranque formidable, pues introduce a Irving, el personaje de Christian Bale, acomodando la peluca con la que disimula su calvicie. Es la presentación ideal del tono de la película: todos los personajes tienen algo que esconder, todos quieren aparentar otra imagen y buscan impresionar a alguien más.

En plena euforia de los años 70, Irving y su socia Sydney son dos estafadores que, al ser descubiertos por el agente del FBI Richie DiMaso, se ven obligados a cooperar con él a cambio de quedar en libertad. Su peligrosa misión es hacer un negocio turbio con varios políticos locales, que el FBI pretende desenmascarar.

La sensacional Amy Adams se roba el protagonismo y consigue la mejor actuación de su carrera: nunca antes lució tanta sensualidad, desenfado y vulnerabilidad. Christian Bale y Bradley Cooper tienen algunos momentos destacados, pero Cooper luce desorientado en los momentos de mayor intensidad dramática. Por otro lado, Jennifer Lawrence es un desacierto de casting: por más que aporte su habitual fuerza de huracán, el papel de una conflictiva esposa y madre de familia demandaba la experiencia de una actriz un poco mayor y no una chica de 23 años que sigue comportándose como una adolescente.

Mientras que Scorsese se anima a arriesgarse en su última creación, el director David O. Russell prefiere tomar la ruta de lo seguro para contar una historia convencional, pero con un ritmo bastante dinámico y un elenco sólido. Escándalo americano se parece a los elaborados peinados y vestuarios de sus actores: tiene brillo y volumen, pero también se nota cuando algo pierde naturalidad, porque tiene demasiada laca o artificio.


Título original: American Hustle
País y año: EEUU 2013
Director: David O. Russell
Actores: Christian Bale, Amy Adams, Bradley Cooper, Jennifer Lawrence, Jeremy Renner, Robert De Niro, Michael Peña, entre otros.
Calificación: ***.

No hay comentarios: