27 nov. 2014

La nueva dimensión de Nolan

Después de dotar al cine de superhéroes de una mayor humanidad y una intensa oscuridad en la última trilogía de Batman, para luego introducirnos en el laberíntico mundo de los sueños en El origen, el director Christopher Nolan ahora nos lleva a otra dimensión en Interestelar, su proyecto más ambicioso hasta la fecha. El resultado es un viaje asombroso y estimulante durante la mayor parte del metraje, pero también toma ciertos desvíos decepcionantes.

Cuando la Tierra se vuelve cada vez más inhabitable en un futuro no muy lejano, el agricultor y ex piloto espacial Cooper (Matthew McConaughey) es reclutado por la NASA para dirigir una expedición que vaya a rescatar la información recopilada por otros astronautas que han investigado tres planetas potencialmente habitables. Un agujero negro permite llegar a estos planetas, pero aún así los trayectos demandan un período de tiempo impredecible.

A bordo de la nave espacial Endurance, Cooper viaja con dos robots y tres astronautas, entre los que se encuentra la fría Amelia (Anne Hathaway). En la Tierra, aunque los hijos de Cooper crecen lejos de su padre, ambos heredan algo de él: Tom (Casey Affleck) se dedica a la agricultura, mientras que Murphy (Jessica Chastain) se vuelve una brillante científica reclutada por la NASA.

Los dos primeros tercios de Interestelar son fascinantes por varios motivos. El inicio constituye una interesante exposición de los problemas que empujan a los hombres a buscar un hogar fuera de la Tierra, mientras se muestra la complicidad entre Cooper y su hija Murphy. Más adelante, las explicaciones científicas se alternan de manera didáctica y fluida con los conflictos que se gestan en la Tierra y el espacio sideral.

Los nuevos planetas a los que llegan los exploradores resultan aterradores, por su imprevisibilidad y los peligros latentes que golpean sin avisar. El diseño de producción y los efectos visuales se lucen especialmente en la recreación de estos espacios y en la animación del robot TARS, dueño de los porcentajes justos de humor y sinceridad.

Sin embargo, toda esa fascinación se pierde en el tercer acto, cuando se produce una forzada vuelta de tuerca en el guion que parece concebida por M. Night Shyamalan (Señales, La aldea). Es una revelación ciertamente inesperada, pero que deja un sabor agridulce. Si bien en el género de ciencia ficción el espectador sabe que debe aceptar como creíble un universo de ficción con escenarios que podrían resultar improbables en el mundo real, aquí se ata pasado, presente y futuro en un pasadizo mágico que sirve como tapón para arreglar los huecos del guion.

En cuanto al reparto, Matthew McConaughey demuestra que sigue gozando de una buena racha en su carrera y tiene una escena particularmente desgarradora cuando está frente a una pantalla recibiendo unos mensajes almacenados durante varios años. Del elenco femenino, destacan las tres actrices que interpretan a Murphy a lo largo de su vida, especialmente la intuitiva Jessica Chastain. Anne Hathaway, en cambio, aparece ligeramente apática en la mayoría de sus escenas.

Con sus aciertos y pasos en falso, Interestelar es una propuesta digna de celebrar por su osadía y ambición; porque invita a abrir un debate sobre el futuro que nos espera a nosotros y nuestros descendientes en la Tierra; y porque nos lleva a dimensiones desconocidas, a vivir nuevas e impresionantes experiencias fuera de este mundo.


Título original: Interstellar
País y año: Estados Unidos 2014
Director: Christopher Nolan
Actores: Matthew McConaughey, Anne Hathaway, Jessica Chastain, Casey Affleck, Michael Caine, Matt Damon, Ellen Burstyn, entre otros.
Calificación: *** 1/2.

1 comentario:

Sandra Malqui dijo...

Si, si me gusto, pero me dio la sensación de querer ser por momentos una especie de remake de Odisea en el Espacio.