Sundance 2021: El perro que no calla, The Pink Cloud y Passing

En la publicación anterior, compartí las críticas de 3 documentales que vi en el Festival de Sundance 2021. Siguiendo con la cobertura especial de este encuentro de cine, comparto las críticas de 3 películas con mirada femenina, dirigidas por talentosas directoras de Argentina, Brasil y Estados Unidos.

Competencia de Drama - Cine Mundial


El perro que no calla
(Argentina) es una película tan íntima como delicada y sugerente. A partir del incidente de un hombre llamado Sebastián con sus vecinos a causa de los ladridos y llantos de su perra Rita, asistimos a distintos episodios que transcurren en su vida, algunos marcados por un liberador humor negro, otros por una honda melancolía y otros por una sensación de incertidumbre frente a los cambios que ocurren en su entorno inmediato y en el mundo.

La directora Ana Katz y su hermano Daniel Katz, el protagonista, crean el retrato de un hombre imperturbable y taciturno, que recibe de su mascota el afecto y compañía que no encuentra en las personas. Sus relaciones con otros personajes humanos a veces rozan el absurdo y la incomodidad, pero también logra entablar conexiones más fuertes que luego se ven amenazadas por factores externos.

Las constantes elipsis nos muestran que pasan los años y todo cambia. En cada episodio, Sebastián se embarca en trabajos muy distintos unos de otros, entran nuevos personajes en escena y, aunque parezca que él va a la deriva, mantiene su búsqueda de una conexión concreta en un mundo hostil, indiferente, deshumanizado. En la hermosa fotografía en blanco y negro, la realidad ofrece distintas escalas de gris.

En el sorprendente tramo final, Katz nos muestra los efectos de un extraño fenómeno que impide respirar el aire contaminado, por lo que la gente más pudiente debe usar unos cascos transparentes como de astronauta y los menos afortunados caminan agachados, casi pegados al suelo. Aunque Katz coescribió el guion y filmó la película mucho antes de la actual pandemia, es fascinante la lectura que podemos darle hoy a esa ácida y certera crítica a la forma en que las crisis sanitarias agudizan más las diferencias al interior de la sociedad.

Calificación: 8/10.


A Nuvem Rosa
(The Pink Cloud, Brasil) comparte con El perro que no calla un carácter profético, pues la directora Iuli Gerbase escribió el guion en 2017 y filmó en 2019 esta película que muestra la enigmática llegada de una nube rosada que mata en menos de 10 segundos a todo aquel que se encuentre al aire libre, por lo que toda la humanidad se ve obligada a encerrarse en su casa durante días que se convierten en meses y luego en años.

Entonces esta película que bien podría haberse enmarcado en el género de ciencia ficción cuando fue concebida hace 4 años, hoy arroja una impresionante luz sobre aspectos cotidianos que ha asimilado el planeta entero a causa de la pandemia de Covid-19. Así, Giovana y Yago, la pareja de protagonistas, viven una tediosa cuarentena que parece eterna, guardan distanciamiento social, se comunican con su familia y amigos solo a través de videollamadas y se adaptan a hacer en casa todo lo que antes hacían fuera de ella. ¿Suena conocido?

A pesar de que casi toda la acción transcurre en una sola locación, la ópera prima de Gerbase mantiene un buen ritmo de inicio a fin construyendo astutamente atmósferas envolventes de misterio, suspenso, romance, drama y erotismo. Los personajes principales evolucionan a lo largo de los años y evidencian progresivamente las secuelas que el encierro y la desconexión con otras personas van dejando en ellos como individuos y como pareja.

Nunca se explica al espectador de dónde viene la ominosa y omnipresente nube rosada, pero puede verse como una alegoría de distintas amenazas que oprimen a la humanidad, desde los problemas económicos hasta los propios demonios internos. Ese potente comentario sociopolítico resulta más interesante que los conflictos de pareja que terminan volviéndose un poco extenuantes en el último tercio.

Calificación: 7/10.

Competencia de Drama - Estados Unidos


Passing (Estados Unidos) es un elegante filme ambientado en la Nueva York de los años 20, que aborda con fina sutileza distintas aristas que componen la identidad, en relación a la raza, el género y el estatus socioeconómico, a partir del paralelo entre dos mujeres negras, una de las cuales ha transformado su apariencia para hacerse pasar por blanca, con el objetivo de tener mayores beneficios en una sociedad que no esconde su racismo.

El primer filme como directora de Rebecca Hall, la recordada Vicky de Vicky Cristina Barcelona de Woody Allen, embriaga con la belleza de cada encuadre y la acertada creación de sensaciones que traspasan la pantalla. Entre líneas, podemos inferir muchos subtextos en los diálogos y también en los silencios, que expresan los riesgos que enfrenta alguien que esconde un secreto muy grande. 

Toda esa delicadeza que emana de la puesta en escena y del guion (basado en la novela homónima de Nella Larsen) también es transmitida en las notables actuaciones de Tessa Thompon y Ruth Negga, quienes componen dos personajes complejos, cargados de sensibilidad, melancolía y el anhelo de liberarse de corsés que les impone la sociedad de su época.

La impecable fotografía en blanco y negro a cargo del español Eduard Grau juega con los contrastes entre claridad y oscuridad que reflejan los propios dilemas de las dos protagonistas. En el emocionante plano final, la nieve se convierte en una metáfora precisa y dolorosa: lenta y silenciosamente todo se cubre de blanco, borrando todo atisbo de color, enterrando el pasado, la identidad, los sueños truncados.

Calificación: 8/10.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Festival de Lima 2021: 3 críticas de la Competencia de Ficción

Festival de Toronto 2021: Drive My Car y Encounter

Festival de Lima 2021: 3 críticas de la Competencia Documental